RSS

LAS VENTAJAS DEL PSICOANALISIS

14 Nov

Para una mejor navegación en este sitio, le recomiendo que haga clic en la categoría INDICE.

LAS VENTAJAS DEL PSICOANALISIS

El psicoanálisis ofrece una primera ventaja, la de encarar toda la historia del sujeto.

Tomemos el ejemplo de un muchacho de una docena de años que se comporta en general de modo particularmente agresivo, en presencia del caso, la psicología genética nada dice aparte de considerar el conjunto de la personalidad.

Únicamente el psicoanálisis está efectivamente en condición de proyectar algunas luces sobre el origen de esa agresividad; y si algunas veces se experimenta la sensación de que el diagnostico resulta finalmente demasiado simple, hay que ver en ello, repitámoslo, mas que nada la muestra de cierta adhesión general a la psicología profunda: tan cierto es que una idea original se vuelve trivial cuando se ha admitido ampliamente el acierto de sus fundamentos.

Método adleriano: indagaría, de seguro sobre los ascendientes de ese muchacho a fin de averiguar por qué proceso se ha desnaturalizado en el sentido social. Mediante conversaciones, mediante la entrevista con las personas próximas a el, eventualmente por el análisis del contenido de los sueños se formaría una idea de la ficción directiva del sujeto.

Se encontraría que el muchacho, combate en la autoridad una determinada imagen que se ha hecho de su padre… es posible que descubra además que a eso lleva una acumulación de fracasos, sentimiento de inferioridad, que determina una actividad social sobre compensadora.

Los remedios, cierta toma de conciencia, atribución de determinadas responsabilidades, dialogo permanente entre el sujeto y el educador.

Método freudiano: tendería a partir del concepto de regresión y de la noción de las etapas de desarrollo.

Para Froid el niño emerge del caos inicial a través de la boca (etapa oral). Su primera relación con lo objetivo la obtiene por la succión, estableciendo así con el mundo una relación binaria de tipo privación-repleción. Es en la etapa oral en la que el niño, usando inconcientemente su derecho de aceptar y rechazar el alimento, manifestando ya una cierta forma de sadismo.

Etapa anal. La defecación esta vinculada como un placer doble; el de liberarse destruyendo sin destruirse para disfrutar una euforia física, y el más ambiguo y más profundo de ejercer un dominio característico sobre la madre o la educadora: dar o rehusar la defecación. Esta etapa asume la de compulsión agresiva.

El egocentrismo. Entre el tercero y el cuarto año. El niño vive aun mas un periodo de sexualidad intensa, durante el cual descubre no solamente el misterio de ser sexuado y parece percibir la potencia inherente al sexo (fase falica) sino que trata  de situarse él mismo en relación con la sexualidad, experimentando de alguna manera sobre su entorno inmediato; su padre, su madre. Es la situación triangular edípica.

Deberá resignarse, por una especie de castración al abandono de los proyectos sexuales que le imponen los tabúes de la sociedad.

La agresividad que se manifiesta en aquel muchachito bien podría tener un origen muy distinto que el que se le atribuía a primera vista (“no se entiende bien con el maestro”, “no ha sabido manejarlo”, etc.) o al poner en juego los planteos moralizantes “es un mal chico que hay que arreglar”.

Aquí la segunda ventaja, no solo acude al auxilio de la psicología clásica (no es inútil por ejemplo conoces el nivel intelectual del muchacho) si no que ratifica en sus derechos a la ética, al precio de un desplazamiento del centro de interés;

El psicoanálisis espera que el terapeuta o el educador le muestre de algún modo y por la práctica, el ejemplo de las virtudes que se llaman aceptación benévola, atención, comprensión, tenacidad, sin tratar ni de imponer la fuerza de un yo, ni procurar una identificación; el terapeuta no posa como modelo.

El psicoanálisis da a los esfuerzos de los educadores una orientación sin la cual trabajarían  a pura perdida.

OTROS EJEMPLOS.

La medida en que cada niño pequeño franquea con éxito las diferentes etapas, oral anal, facial, genital, de sus primeros tiempos de existencia determina su grado de equilibrio. Pero supongamos que determinados incidentes de orden educativo, originados por la madre, perturben el curso de las cosas. Estos incidentes son tan variados como frecuentes: negligencias maternales en la nutrición del bebe, o bien, por lo contrario, polarización en los alimentos, empleo de procedimientos artificiales para engañar la atención, indiferencia afectiva que puede llegar hasta el abandono o el apartamiento temporario; reacción dura ante los sadismos de la etapa anal; sobrevalorizacion de la propiedad, relajación o puritanismo en lo sexual; explotación de las preferencias  en el momento de la situación epidica, amenazas de carácter sexual etc.

Dispersos en el tiempo o concentrados en un incidente, cualesquiera de estos errores educativos dejan un rastro en el alma infantil.

Cuando se producen ciertos desordenes como los mencionados durante el periodo de formación del psiquismo, dejaran necesariamente secuelas que constituirán probablemente un lugar de menor resistencia sobre el cual podrán implantarse perturbaciones tardías.

Regresión. El tratamiento de numerosas neurosis del adulto se realizara no solamente con el auxilio del con el concepto de regresión, que muestra la neurosis en forma de un retorno al estadio del desarrollo infantil sino con la ayuda de un largo camino siguiendo el hilo de Ariadna que conducirá al paciente al encuentro de la situación inicial.

CASOS MENOS CONOCIDOS, DE POSIBLE INTERES PARA LOS PEDAGOGOS.

Ejemplo 1.

El primero se refiere a la interrogación infantil considerada como un signo del deseo de saber para acceder al estado adulto: resulta instructivo acerca de los enfoques diversos y complementarios que pueden aportar respectivamente la psicología genética y el psicoanálisis.

La explicación de Piaget en su libro “lenguaje y pensamiento del niño “ en base a la psicología genética,  muestran que los “por que” del niño y el lenguaje en general  se analizan allí minuciosamente, reubicados en el contexto de la psicología funcional como índices de una inteligencia que nace y se fortalece con el ejercicio, circunscritos en la especificidad de un dialogo infantil, que aun no es más que infrarracional, estructurados, en fin, en un, en su desarrollo mediante una demarcación precisa de las articulaciones lógicas (empleo de las conjunciones, aeraciones que avanzan desde su infancia temprana hasta la infantil. )

Los pedagogos no han dejado de prestar atención a esta disposición natural, haciendo del dialogo la piedra angular del sistema pedagógico.

En la anécdota de Zulliguer concluyo de esto que la curiosidad intelectual del niño era menos viva que un deseo profundo de confirmar una organización del mundo que le diera seguridades para su pequeña persona. (Ejemplo del niño que pregunto para que era el pórtico y le respondieron para que le de sombra cuando juegue.)

Un niño que pregunta puede querer simplemente informarse; pero también puede ocurrir que este tratando de desarrollar su instinto de poder procurando poner en apuros al adulto, hasta ejercer cierto sadismo, o bien, por el contrario atraer la atención del adulto para darle a entender indirectamente que falta alguna cosa.

Ejemplo 2.

René A. Split. Trata la angustia que observaba en los lactantes hacia el octavo mes.

Entre el sexto y el octavo mes se siente capaz “de establecer claramente la diferencia de un amigo y de un desconocido”, reaccionando ante la aproximación de este ultimo con diversos movimientos que traducen su aprensión. “su negativa de contacto

Esto oscila en la angustia, vinculada con la necesidad de alimentación.

Frente a un extraño, el niño reacciona al hecho de que no se trata de su madre, esa madre que el conoce bien, y que súbitamente no esta a su alcance, como si lo hubiera abandonado.

Esto prueba que el niño tiene capacidad de memoria y reconocimiento, y que ha crecido bastante para que su madre se convierta en objeto de libido.

Ejemplo 3.

Separación antes de los quince meses.

Pueden ocurrir 2 cosas: o la separación no excede de tres meses y el bebe reencuentra a su madre, o, en rigor, a una mujer que lo adoptará definitivamente, o bien la separación se hace mas prolongada, incluso definitiva. En el primer caso los perjuicios son reparables; mientras que en el segundo, cabe esperar que se produzcan traumas variados que no tardaran en aparecer, como retrasos en el habla, o en la locomoción o hasta una disminución de la resistencia a las enfermedades infecciosas.

Esto puede interpretarse como una interrupción del primer contacto verdaderamente humano, y tanto mas importante por ser libidinal, resulta lógico prever que ello perturbe el psiquismo también en la edad según modalidades variadas que van desde la participación de carácter hasta psicosis grave.

Aquí se puede ejemplificar con las tribus donde se abandonan a los bebes y estos crecen indiferentes, con odio y miedo.

EL PSICOANALISIS DE LOS DOCENTES

La profesión docente es en efecto, una de las que atraen por predilección a ciertas personas predispuestas a la neurosis.

Es posible encontrar allí, por ejemplo a falsos adultos, para quienes el contacto con los niños, no es mas que un medio inconciente de no perder su propia infancia o de reencontrarla.

Unos querrán reencontrarse una infancia sublimada por que en ella ven el arquetipo del paraíso perdido; otros se verán en la infancia la única manera de vivir, como decía Adler, con poder y consideración. Todavía otros vivirán con los niños una homosexualidad más o menos platónica o saldaran al menos precio tendencias sádicas, hasta masoquistas.

Encerrado en la trama sutil de la transferencias y retransferencias efectivas, el educador corre el riesgo de perder una personalidad que evidentemente debe conservar por el mismo.

Regresiones liberadoras en que desempeña su actividad: “tener rabietas”, enojarse “por zonceras”,”enfurruñarse con un chiquillo”, “hacerse el malo o el encantador”, “e incluso soportarlo todo”, o tratar de ganárselos.

Lo que el psicoanalista exige al educador es nada menos que una capacidad de discernimiento suficiente para descubrirse y reconocerse así mismo, condiciones necesarias para superar las conductas primitivas de la incoherencia infantil de la rigidez defensiva.

Una cosa es educar a los propios hijos y otra cosa es educar a los hijos de otros. También en este punto de rigor de la verdad destruirá el mito de  la escuela-familia.

Deberá aceptarse que se trabaja en una institución, fruto de la complejidad social, que fatalmente desemboca en el apartamiento del niño de sus parientes, padres, amigos etc. El psicoanálisis converge entonces con la sociología a la que finalmente pasara el relevo para el análisis institucional; y allí podrá verse todavía como se disuelve mas la ilusión.

Así como el zoólogo no se entristece al descubrir que los pájaros no cantan para exhalar su alegría sino que gritan para defender su territorio, del mismo modo el educador no tiene por que  lamentar sus sueños vanos.

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 14, 2009 en resumen

 

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta a “LAS VENTAJAS DEL PSICOANALISIS

  1. Ed Zukowsky

    octubre 2, 2011 at 5:01 am

    My partner and I absolutely love your blog and find the majority of your post’s to be exactly I’m looking for. Does one offer guest writers to write content for yourself? I wouldn’t mind composing a post or elaborating on a number of the subjects you write in relation to here. Again, awesome site!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: